El increíble viaje que se pone en marcha cuando no te lavas las manos

Una y otra vez, cuando estamos en los cuartos de baño (públicos o no), vemos salir sonrientes y decididos a cierto tipo de personas. Personas cuyo tiempo es oro. Personas cuya vida es una montaña rusa trepidante que no admite perder ni un segundo. Y menos, lavarse las manos.

Hoy veremos la aventura vital de los organismos que montan nuestras heces.

La aventura de no lavarse las manos después de cagar